Susan Barrantes: convivió con la realeza británica, se casó con un argentino y tuvo un trágico final

Susan Barrantes: convivió con la realeza británica, se casó con un argentino y tuvo un trágico final

Había disfrutado de una tarde de sábado de primavera aquel 19 de septiembre de 1998 en la casa de Puqui Ribet, su apoderado y amigo, en Trenque Lauquen. Miró su reloj que marcaba las ocho de la noche, y luego Susan Barrantes (Susan Mary Wright según sus documentos) decidió que era hora de regresar a su rancho El Pucará en Tres Lomas, provincia de Buenos Aires.

Un vestido negro y una novia enojada: el escándalo de Xuxa en el velorio de Senna

Antes de tomar la Ruta 5 fuera de la ciudad, se detuvo en un almacén para comprar suministros. La acompañaba su sobrino Rafael, un joven de 25 años. Era común que llegara los viernes por la noche para pasar el fin de semana en el campo con familiares, amigos y seres queridos.

Este es el Rover 420 en el que Susan Barrantes fue asesinada

Al pasar por el puesto de control policial de rutina, saludó un cordial saludo y el agente registró la matrícula de su Rover verde BLK 019. En ese momento, al comisionado de Tres Lomas, Héctor Dimas Molinuevo, le pareció increíble enterarse horas después de la Oficial de policía. Era la vuelta en la que un coche de similares características había chocado en la ruta provincial 23 con un Renault Trafic blanco. Inmediatamente ordenó llamar a los bomberos y varias patrullas llegaron al lugar. Eran alrededor de las 9:30 p.m. y la escena era desoladora.

El comisionado José María Rodríguez fue quien lideró el Tráfico. Llegó cargado de mercadería y su familia lo esperaba en su casa de Tres Lomas para cenar. Tenía una relación con Susan porque ella le encargaba viajar para conseguir cosas a Buenos Aires, y además, su esposa, Alicia, había hecho las cortinas de la casa en la habitación.

  El cima profesional de Raúl Pérez, el imitador de famosos más en forma del momento

Todos los detalles del musical sobre Lady Di, que llena de ansiedad Broadway y se verá primero en Netflix

La conmoción fue frontal. El Rover era una ruina de hierro retorcido. El frente del Traffic estaba roto. Rodríguez se quedó con la pierna derecha rota; Rafael, el sobrino de Susan, tenía hematomas, una herida en la cara y una fractura en el tobillo derecho. Y Susan estaba irreconocible porque el capó del coche le rompió el cráneo. El magistrado Guillermo Martín estuvo presente en el lugar y ordenó el traslado a la morgue municipal y la autopsia, mientras los heridos se recuperaban en el hospital local. Se habló de exceso de velocidad y de que Susan no usara el cinturón de seguridad; sin embargo, los informes periciales determinaron que este no era el caso.

Durante la madrugada, Puqui Ribet, con quien la víctima había pasado un hermoso día, fue quien se comunicó con las hijas que Susan tuvo con Ronald Ferguson, -en su tiempo gerente de polo del Príncipe Carlos-, Jane y Sarah -duquesa de York, casado y luego separado del príncipe Andrew, para dar la noticia.

El romance entre Sarah y el príncipe Andrew comenzó después de que Diana, princesa de Gales, planificara un encuentro entre los dos. A principios de 1986 la pareja ya estaba comprometida, casándose en la Abadía de Westminster, en Londres, el 23 de julio de ese año. Los recién casados ​​recibieron de la reina los títulos de Duques de York, Condes de Inverness y Barones Killyleagh. Y Sara el trato de su alteza real.

En 1992 comenzaron los peligros, los medios británicos atribuyeron infidelidades a Sarah, y cuatro años después la pareja terminó divorciándose.

  Un soltero de oro televisivo se quita la máscara de la heterosexualidad

Susan Mary Wright (más tarde Susan Barrantes) nació en Bramcote, Nottinghamshire, el 9 de junio de 1937. Estudió en las mejores escuelas de inglés y era muy joven cuando conoció al anciano Ronald Ferguson, amigo del príncipe Felipe (esposo de la reina Isabel II) y profesor de polo del príncipe Carlos. Luego se casó con Ferguson y tuvieron dos hijas, las mencionadas Sarah y Jane. En 1966 se separó de Ferguson, se enamoró del jugador de polo Héctor Barrantes y lo dejó todo para irse a vivir con él a Argentina. Se casaron en 1975.

Susan Barrantes, madre de Sarah Ferguson, duquesa de York, aparece el 20 de julio de 1986 junto a su segundo marido, el jugador de polo argentino Héctor Barrantes.

Susan se caracterizó por su generosidad, su gran sentido del humor y su don de las personas. Tuvo un gran acercamiento, excelentes relaciones con la realeza británica y una estrecha amistad con Lady Di.

Cuando murió ‘El Gordo’, como le llamaba a Héctor Barrantes, se hizo cargo de la hacienda El Pucará y del negocio del caballo de polo. Hizo todo lo posible para conservar esas tierras, pero muchas veces las pérdidas superaron las ganancias; la situación se complicó económicamente y ya no había rentabilidad. A pesar de las dificultades, hizo lo imposible para salir adelante.

Su fiel amigo Puqui Ribet fue quien se encargó en ese momento tan difícil de avanzar con la documentación correspondiente para que todo estuviera en condiciones de cara al entierro cuando llegaran las hijas.

A las 9.30 horas del lunes 21, Sarah aterrizó en Salliqueló, luego de desembarcar en Buenos Aires procedente de Italia. Se rompió cuando abrazó a Martín Barrantes Sr. en el aeropuerto y le preguntó entre lágrimas: “¿Por qué?” Sarah esperó hasta media tarde a que su hermana Jane llegara desde Australia nada menos que para recorrer el campo que su madre amaba juntas y luego proceder al funeral y al último adiós.

  Las mejores series de Netflix, HBO, Movistar y Amazon basadas en libros

Quienes la conocieron bien le dijeron a esta periodista, que viajó en ese momento para cubrir la noticia del accidente, que cuando enterró a Héctor, su esposo, en la hacienda El Pucará, le pidió que cuando muriera la enterraran junto a él. Y así se cumplió su voluntad, bajo la mirada vigilante y triste de sus hijas.

Confidentialite - Conditions generales - Contact - Publicites - Plan du site - Sitemap